“Proponen cambiar la visión sobre la menopausia para evitar la estigmatización de la mujer

Un grupo de expertos pide esfuerzos para aumentar la conciencia pública y ayudar a mejorar la experiencia femenina sobre el tema.



Durante la menopausia, las mujeres demandan mayor atención médica y existe una clara tendencia a medicalizar sus problemas. Archivo

Tratar la menopausia como una deficiencia hormonal que requiere tratamiento es inexacto y alimenta expectativas negativas que podrían ser perjudiciales para las mujeres, argumentan expertos en The BMJ, una revista médica publicada semanalmente en el Reino Unido.


La menopausia es un evento natural para la mitad de la población, pero la experiencia varía considerablemente entre las mujeres y en la misma mujer a lo largo del tiempo, escribe Martha Hickey de la Universidad de Melbourne y el Royal Women’s Hospital Victoria, Australia y sus colegas.


Mientras que las mujeres con sofocos severos y sudores nocturnos a menudo se benefician de la terapia hormonal para la menopausia, la mayoría de las mujeres considera que la menopausia es un proceso natural y prefiere no tomar medicamentos.


Los autores ven una necesidad urgente de una narrativa más realista y equilibrada que desafíe activamente el edadismo de género. Por ejemplo, los estudios cualitativos muestran que las mujeres reportan consecuencias positivas y negativas de la menopausia. Los resultados positivos incluyen la ausencia de la menstruación, los síntomas premenstruales y la necesidad de anticoncepción.

Los factores sociales y culturales sobre la menopausia

En sociedades donde las mujeres son valoradas por su juventud y fertilidad, la menopausia es sinónimo de declive. La creencia de que el envejecimiento puede retrasarse o revertirse mediante la terapia de reemplazo hormonal (TRH) persiste y se ve reforzada por los medios de comunicación, la literatura médica y la información para las mujeres, a menudo impulsada por intereses de marketing, escriben.


Además, la medicalización con su enfoque estrecho en los síntomas lleva a las mujeres a esperar lo peor. Esto puede afectar directamente la forma en que experimentan la menopausia, ya que las mujeres con expectativas negativas son más propensas a tener síntomas problemáticos. Después de la menopausia, las mujeres tienen actitudes más positivas, “lo que sugiere que las expectativas negativas mediadas socialmente no siempre coinciden con la realidad de las experiencias de las mujeres”, señalan los autores.


Los estudios también sugieren que la mayoría de las mujeres no se sienten preparadas para la menopausia y carecen de conocimientos importantes sobre qué esperar y cómo optimizar su salud. “Junto con la discusión pública limitada, la mala educación y la vergüenza asociada al envejecimiento en las mujeres, esto conduce a la vergüenza y las expectativas negativas sobre la menopausia”, escriben.

Como tal, piden esfuerzos para aumentar la conciencia pública y reducir el estigma en torno a la menopausia y el envejecimiento para ayudar a mejorar la experiencia de las mujeres.

“Normalizar el envejecimiento en las mujeres y celebrar la fuerza, la belleza y los logros de las mujeres mayores puede cambiar la narrativa y proporcionar modelos positivos a seguir”, escriben.


Fuente: TN


Posts Recientes 
Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow
Other Favotite PR Blogs

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Búsqueda por Tags
No hay tags aún.